jueves, 7 de septiembre de 2017

Libros del verano 2017. Cuarta parte

Escuchando la radio en junio oí una crítica de un libro de John Hart "No hay cuervos". No conocía el autor y mucho menos el libro. Me sorprendió gratamente.
Para empezar nos encontramos con una novela policíaca / negra de manual. El detective que se identifica con las víctimas hasta el punto de destrozar su vida, las familias destrozadas por los acontecimientos, el cuerpo de policía aparentemente corrupto, personas respetables que no lo son, hechos que no parecen tener relación y que luego la tienen, hechos que aparentan tener relación y que luego no la tienen.
Al final el ambiente de la novela es sórdido, no puedes más que imaginar un lugar sombrío, lluvioso, .... Y sin embargo el autor describe varias veces el calor y  el bosque verde.
La historia de la familia protagonista es desgarradora y desasosegante. La situación del niño héroe - protagonista se antoja angustiante.
Por lo tanto la novela consigue lo que quiere. Puro sabor negro.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Vacaciones del verano 2017. Tercera parte

Otro día regular y decidimos irnos a Almería.
Nada más salir de Motril empiezan los invernaderos. Al principio son unos cuantos colgados en las rocas casi sobre el mar. Más adelante, al aproximarnos a El Egido la cosa se convierte en el mar de plástico del que tanto se habla. Impresionante, pero tiene que ser duro vivir aquí rodeados por todos los lados de invernaderos.
Pasamos Almería y nos dirigimos a Tabernas. Para mí, que me encanta el cine, es un lugar mágico. Pero los dos poblados que vemos son una atracción turística que me parece hasta cutre. Decidimos no dejarnos estafar y no entrar.
Vuelta a Almería y nos vamos hasta el cabo de Gata. Mucha fama, pero es un secarral aislado y con cuatro alternativos en las casuchas que rodean la playa. Qué encima se me antoja peligrosa. Total, una fotos del faro y de vuelta para casa.
Hay lugares que se vuelven míticos de lo mucho que has oído hablar de ellos, pero que en la realidad, no merecen la pena.

lunes, 28 de agosto de 2017

Vacaciones de verano 2017. Segunda parte

Una tarde decidimos ir a conocer Salobreña.
Llevábamos días viendo el pueblo colgado de la colina y nos parecía un posible pueblo blanco de Andalucía precioso.
La llegada en coche es espectacular. Vas subiendo por varias calles que por momentos se estrechan para llegar a parecer que no va a caber el coche. Incluso llega un momento en que tienes que pasar por un túnel por debajo de la iglesia para acceder a otra parte del pueblo. Al final te encuentras un mirador en el que se ve el mar y la playa a tus píes con una caída increíble. Resulta que el pueblo se tiende por la ladera oeste de la montaña, mientras que la ladera sur y la este caen verticalmente.
Un paseo por la parte alta descubre un castillo y varias casas colgadas en calles de escalera. Además te encuentras una plaza con un café con un balcón que nos enseña toda la falda de casas. Allí es donde te das cuenta de lo desaprovechado que está el pueblo. ¡Un poco de publicidad y se podría llenar de turistas!
Lo curioso es al bajar, decidimos tomar el camino de la playa y nos encontramos que nos lleva a una zona que se empezó a urbanizar y se quedó sólo con las calles. Es una pena, pero la playa está desaprovechada y termina llevándote a un barrio/pueblecito que parece el fin del mundo.
¡Una buena tarde!

viernes, 18 de agosto de 2017

Libros del verano 2017. Tercera parte

New York.
He leído el libro de viajes que Javier Reverte le dedica a la ciudad. No es que aporte gran cosa, porque tira de tópicos permanentemente. Se dedica a contar las cosas que le pasan y las que vé en tres meses viviendo en la gran manzana. Nada más. Pero lo hace muy bien. Demuestra una gran pasión por el viaje en sí, independientemente de lo que se vea o lo que pase.
Al final el libro me ha gustado aunque queda un poso de libro breve, sin sustancia. Quizas sea porque la ciudad nos la han retratado tantas veces en el cine que ya sabemos todo lo que Javier nos cuenta.
No quedara entre sus grandes libros de viajes, pero tampoco esta mal realizado y sí e entretenido.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Vacaciones de verano 2017. Primera parte

Este año hemos cambiado de lugar de vacaciones y nos decantamos por Motril, en la costa de Granada, la llamada "costa tropical".
El primer cambio es que nos hemos ido el 30 de junio al acabar el claustro. Cogimos a Aitana que se había quedado por la mañana con Manu y Elena y nos pusimos en camino.
Comemos en un área de descanso a mitad de camino de Benavente y luego hasta Madrid donde cogemos habitación en el Illunion. Allí nos viene a recoger Juanma y nos lleva al club de padel donde juega Eugenia.
Mientras esperamos, ¡sorpresa!, Aitana juega como una campeona a padel. ¡Y le encanta!
Después nos vamos a cenar a un localito típico madrileño. ¡Fenomenal!
Ya tarde nos recogemos en el hotel, ¡qué agradable empezar las vacaciones viendo a Elena por la mañana y a Juanma y Eugenia por la tarde!

martes, 15 de agosto de 2017

Libros del verano 2017. Segunda parte

Por fin he sido capaz de leer un libro de Benjamin Black: "el otro nombre de Laura". Una novela de Quirke.
Me ha gustado. Sin extenderse demasiado es bastante fácil de entender la trama y describe de manera realista la sociedad irlandesa de mediados del siglo XX. Además nos detalla la personalidad de Quirke muy detalladamente, por lo que llegas a entender su comportamiento como lógico.

domingo, 13 de agosto de 2017

Libros del verano 2017. Primera parte

Este verano me he atrevido, por fin, con la trilogía del siglo XX de Ken Follet. Digo por fin porque llevaba varios años con los libros en el ebook y no acababa de decidirme a empezar.
El primer libro "La caída de los gigantes" narra los primeros años del siglo XX desde el comienzo de la primera guerra mundial con el atentado de Sarajevo hasta los primeros años '20. La novela se articula en varias familias:una minera en Gales, una aristocrática inglesa, una familia de obreros de San Petersburgo, una familia alemana y una americana. Los avatares de los miembros de todas ellas nos sitúan en todos los focos de actualidad: las minas la guerra, la revolución rusa, la realidad alemana durante la guerra, el despertar americano, ...
El conjunto de todo lo que cuenta nos hace revivir los hechos desde el punto de vista de los propios protagonistas, es una realidad novelada. El introducir personajes reales en hechos reales interactuando con los protagonistas de la novela hace que parezca una historia real.
Entretiene, además de analizar e informar de los hechos cruciales de la historia. Por lo tanto, buena lectura de verano

sábado, 29 de octubre de 2016

Libros del otoño 2016. Segunda parte

He estado leyendo el último libro de un compañero de trabajo: "La irá del camaleón".
En este último libro Pedro Víctor hace un profundo y complejo trabajo de investigación sobre unos hechos y unas ideas que estuvieron muy de moda a principios del siglo XX. Evidentemente luego recrea la vida y los actos de una serie de personas, en base a lo conocido, pero sin cortarse a la hora de novelar.
Un problema en la novela son los continuos saltos en el tiempo. Es evidente que eso le da profundidad a la novela, pero en algún momento te descoloca y pierdes el hilo argumental.
Otro problema son los diferentes personajes principales y secundarios que se entremezclan, puesto que llegas a no saber a cuento de qué están ahí.
Sin embargo, la novela es entretenida porque te va llevando, incluso cuando te pierdes por todo lo dicho anteriormente, a un final lógico y esperado, puesto que no puede cambiar la historia que conocemos.
No estamos ante una extraordinaria novela, pero tampoco ante una mala novela. Entretenimiento bien realizado
Sin más.

jueves, 13 de octubre de 2016

Libros del otoño 2016. Primera parte

Estos últimos días he estado leyendo un libro de Luis Pancorbo sobre un viaje a varios países que se formaron tras la disolución de la URSS. Lo curioso del viaje es que el autor utiliza como hilo argumental el seguimiento de varios escritores que residieron en estos países. El libro se llama "Viaje del mar Negro al mar Báltico".
La historia empieza en Moldavia. El libro nos llama la atención sobre un país que, aunque situado en el corazón de Europa, es bastante desconocido para los europeos. Encima nos describe la situación de una parte del país que se ha independizado "de facto" del resto. Aunque parezca increíble se ha creado una frontera dentro del país sin que haya trascendido al resto del mundo. Durante el recorrido por Moldavia el autor realiza una breve excursión a Odessa, recordándonos la famosa escena de las escaleras de la película.
Después nos vamos a la península de Crimea, todavía antes de independizarse para unirse a Rusia. El autor se centra en el cerco de Sebastopol por parte de los ingleses y en el palacio donde se hicieron las negociaciones de la conferencia de Yalta.
La continuación en Kiev nos describe Ucrania hoy en día, un país donde la desesperación y la falta de futuro se antojan cada vez más ciertos. Sin embargo nos describe de nuevo algo que casi nadie conoce, las catacumbas de Kiev.
El paso por Polonia le lleva, aún a regañadientes, al campo de Auswich. La desazón que provoca su lectura no deja indiferente a nadie.
Terminamos en Lituania, hablando de preciosas ciudades que han mantenido su espíritu medieval. Hablando también de un consul español que terminó allí no se sabe por qué.
En definitiva, un buen libro de viajes. Además, partiendo de una premisa diferente. Me ha gustado mucho